Este año el Moussem de Tan Tan, en el Sahara, coincide con el 40 aniversario de la marcha verde.

El Moussen de Tantan, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, reúne cada año a las tribus nómadas del Sahara Marroquí.

almougar-2016

Este año en su 12ª edición, ha coincidido con el 40 aniversario de la marcha verde y ha participado los Emiratos Árabes Unidos, como país invitado de honor. Además han sido invitados varias personalidades importantes de todo el mundo para poder gozar y disfrutar de este interesante encuentro del Marruecos multicultural como la escritora y pintora,  Bouchrail Echchaoui.

13277905_10208451951889564_1039723021_n

La Fundación Almouggar tiene por misión preservar y valorizar el Moussem de Tan Tan, inscrito en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad. Trabaja para promover el arte y la cultura nómadas en el mundo a través de la realización de proyectos socioculturales y la organización de eventos científicos y patrimoniales.

La Fundación ha sido creada bajo la presidencia de Don Mohammed Fadel Benyaich, Embajador del Reino de Marruecos en España, y pretende contribuir a la preservación y valorización del patrimonio cultural del Marruecos Sahariano, constituido por el legado hasaní, componente fundamental de la identidad marroquí.

13288928_10208451952009567_744458627_n

Cuenta la historia que muchos años antes de que África fuera colonizada por Europa, los nómadas del Sahara se daban cita anualmente en un valle al sur de Marruecos, en un pueblo llamado Tan Tan; cuyo nombre se atribuye al sonido que emiten los tambores en fiesta.
Allí, tribus venidas desde Argelia, Mali, Senegal, Mauritania y Nigeria celebraban un gran “moussen” (fiesta). Era la ocasión para encontrarse, comprar, vender e intercambiar productos. También se hacían carreras de dromedarios y caballos, matrimonios y se consultaba a los curanderos.

Este encuentro festivo se oficializó en 1963 y se realizó hasta 1974, año en que el rey Hassan II lo suspendió debido a fricciones políticas en la región. Treinta años más tarde, en 2004, cobró vida nuevamente gracias al explorador español Kitín Muñoz y al apoyo del actual rey Mohamed VI y el príncipe Moulay Rachid.

A partir de ese año, el ancestral encuentro, que fue declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad, se sigue realizando anualmente para la alegría de las poco más de 30 tribus saharauis que se reúnen bajo el amparo de las dunas del Sahara marroquí. Y aunque el lugar donde se realiza hoy dista 15 kilómetros del sitio original, el espíritu continúa siendo el mismo.

Deja un comentario. Gracias.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s